Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

El Té y sus beneficios para la salud

El té ha sido reconocido por las culturas de todo el mundo por su capacidad para calmar, restaurar y refrescar. Lejos de ser una promesa ficticia, el té ha sido elogiado por una serie de beneficios potenciales para la salud – desde la reducción del riesgo de cáncer y enfermedades del corazón, mejorando la salud dental y facilitando la pérdida de peso.

El té y la salud del corazón
Los estudios que observaron la relación entre la ingesta de té negro y la salud del corazón informaron una menor incidencia de ataque al corazón, mientras que el consumo de té verde se asoció con un menor colesterol total, LDL (colesterol malo) y triglicéridos, y niveles más altos de HDL (colesterol bueno). La disminución de estos parámetros conduce a pensar que el consumo habitual de té verde, o de preparados elaborados a partir del mismo, llevaría a un descenso del riesgo de aterosclerosis y de enfermedades cardiovasculares.

Té para la salud dental
En 2010, investigadores japoneses informaron que al menos una taza de té verde por día se asoció con una disminución significativa de las probabilidades de pérdidas dentales. Otros estudios han sugerido que el té puede disminuir el pH de la superficie del diente, disminuyendo el crecimiento de las bacterias periodontales. Una razón más probable para el efecto anticariogénico del té es su contenido de fluoruro. El té se elabora generalmente con agua fluorada y la planta del té acumula naturalmente el fluoruro del suelo.

Té y pérdida de peso
Son numerosas las investigaciones realizadas recientemente con el objetivo de verificar su eficacia en la prevención y tratamiento del sobrepeso y obesidad.

El té verde y sus componentes mayoritarios de tipo fenólico, han demostrado que reducen la proliferación y diferenciación de células adiposas y los niveles plasmáticos de triglicéridos, ácidos grasos libres, colesterol, glucosa, insulina y leptina, todo lo cual contribuye a la reducción de peso por disminución de la masa grasa.

A todo lo anterior se añade el efecto que sobre los procesos de lipolisis y termo-génesis presenta el té verde. Los extractos de té verde con alto contenido en catequinas inhiben parcialmente la lipolisis de las grasas imprescindible para la absorción intestinal de las mismas.

Entre las ventajas del empleo de preparados de té frente a otro tipo de fármacos con similares mecanismos de acción figura que la administración de los extractos de té ricos en catecoles no producen diarreas, debido a que las grasas no absorbidas no sufren el proceso de emulsión.  

Debido a estos mecanismos, se ha comprobado, que la administración de preparados de té, normalizados en su contenido en catequinas, son capaces de contribuir a la reducción del peso corporal especialmente en lo que se refiere a la grasa abdominal y subcutánea, reduciendo además los niveles de triglicéridos plasmáticos

Té y cafeína
El contenido de cafeína del té varía ampliamente dependiendo del tipo de té utilizado y la forma en que se prepara. Los niveles típicos para el té son menos de la mitad que el café, que van de 20 a 90 miligramos por taza (en comparación con 50 a 120 miligramos en café). Comenzar a sustituir el café por el té sería una muy buena estrategia para disminuir el consumo diario de cafeína.

¿Puede el té prevenir el cáncer?
El apoyo a los beneficios de prevención del cáncer del té es menos convincente.

Se ha demostrado que los compuestos de polifenoles – en particular las catequinas – en el té pueden desempeñar un papel en la prevención del cáncer. Sin embargo, los estudios relacionados con el té negro y los diferentes tipos de cánceres han sido limitados o conflictivos.

Los meta-análisis publicados recientemente de investigación con animales únicamente han podido confirmar que el consumo habitual de infusiones de té disminuye ligeramente el riesgo de padecer cáncer colorectal.

Los compuestos presentes en el té tienen importante capacidad antioxidante y captadora de radicales libres y los flavanoles del té verde poseen actividad antimutagénica.

Indicaciones

La hoja de té y los extractos obtenidos a partir de la misma, pueden ser utilizados:

  • Como coadyuvante en regímenes de adelgazamiento.
  • En el tratamiento sintomático de diarreas ligeras y en astenias funcionales.
  • Para favorecer la eliminación renal de agua.

Precauciones

A pesar de su bajo contenido en cafeína, no es aconsejable su uso en personas especialmente sensibles a las bases xánticas.

Debido a su efecto diurético es conveniente controlar las asociaciones de preparados de té verde con otros fármacos tales como los digitálicos utilizados para tratar insuficiencias cardiacas.

Durante el tratamiento de la obesidad es conveniente controlar la funcionalidad hepática ya que la movilización de las grasas puede provocar su acumulación en hígado.