Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

5 razones para no hacer dietas de muy bajas calorías

Para bajar de peso, es necesario reducir las calorías. Así que cuanto más calorías reduzcas, más peso vas a perder y más saludable vas a ser, ¿no? No, no es tan así. Si comes pocas calorías, pones en riesgo tu salud.

Acá te dejo 5 motivos por los cuales las dietas bajas en calorías sabotean tu salud.  

No vas a lograr cubrir tus necesidades diarias de nutrientes


Es fácil subestimar la importancia de algo que no se puede ver o sentir, pero vitaminas, minerales, fibra y otros nutrientes son tan importantes para tu bienestar a largo plazo como lo que marca la balanza cuando te pesas.

Por ejemplo, el calcio proveniente de la dieta es importante tanto para la salud ósea como para las funciones corporales, como el control muscular y la circulación. Durante los primeros 30 años de vida, el cuerpo almacena el exceso de calcio en los huesos. Después de los 30 años, deja de ganar masa ósea y confía en las reservas existentes para mantener sus huesos fuertes durante el resto de su vida. Si no puede satisfacer sus necesidades de calcio, el cuerpo se ve obligado a utilizar sus reservas y a tomar de sus huesos este mineral tan importante. Que este proceso ocurra aumenta el riesgo de osteoporosis (adelgazamiento de los huesos y pérdida de densidad ósea) y de fracturas de cadera.

Además, incluso en una dieta baja en calorías con una gran planificación, puede ser difícil obtener suficiente vitamina E, una vitamina liposoluble que se encuentra en alimentos como nueces y aceites. La vitamina E es un refuerzo inmunológico y antioxidante que protege a las células del daño causado por los radicales libres, el tipo de daño que puede causar cáncer y enfermedades crónicas.

Probablemente recuperes el peso que perdiste


Si no te puedes imaginar comiendo tan pocas calorías por el resto de tu vida, entonces te estás preparando para fallar a largo plazo. Este tipo de dietas no educan al paciente a cerca de buenos hábitos alimentarios, por lo cual cuando el paciente se aburre de seguir los lineamientos tan estrictos que por lo general tienen comienzan a recuperar el peso que habían perdido e incluso aún más!

Se enlentece tu  metabolismo


Cuando no comes lo suficiente, tu cuerpo entra en modo de supervivencia y comienza a romper músculo para liberar la glucosa almacenada en su interior. Perder masa muscular puede causar muy malos resultados en sus objetivos de pérdida de peso porque el músculo quema calorías contínuamente, incluso si está en reposo. Cuanto menos músculo tengas, menos calorías consumirá.

Tu cerebro no funciona adecuadamente


La glucosa es el combustible que utiliza el cerebro para funcionar, por lo cual necesita de un suministro constante para mantener su funcionamiento sin problemas. Si tienes hambre durante todo el día, éste no puede trabajar a su máxima capacidad. Te comienzas a sentir cansado, no rindes en el estudio o el trabajo y te cambia el humor. 

Son imposibles de mantener en el tiempo


Las dietas de muy bajas calorías son insostenibles en el tiempo, por eso se recomienda llevar a cabo una alimentación balanceada, equilibrada y sobre todo ajustada a tus gustos y preferencias.

Para llevar a cabo un plan de pérdida de peso saludable y eficaz, consulte con un nutricionista que es el único profesional que tiene la formación para diseñar un plan nutricional adaptado a sus necesidades.

Amigate con los alimentos saludables y  la comida hecha en casa, son tus aliados para lograr perder de peso y mantenerlo en el tiempo! 😉

Deja un comentario