Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

3 Pasos fundamentales para perder peso saludablemente

De acuerdo con las leyes de la gravedad, lo que sube, debe bajar. Cuando se trata de perder peso, esto suele ser poco más complicado. Al contrario de lo que sucede con los programas de televisión populares de pérdida de peso, o las dietas milagrosas de revista esperar una rápida pérdida de peso puede resultar un poco desilusionante.

Aunque siguiendo dietas muy bajas en calorías se puede obtener una rápida pérdida de peso a corto plazo, bajar de peso lento y constante gana la carrera de pérdida de peso. Los planes de descenso de peso más exitosos combinan dieta, ejercicio y terapia conductual. Hablar con un nutricionista es un buen primer paso.

Identificar el o los problemas

El primer paso es identificar lo que está pasando. Cada persona vive una situación diferente, por lo que el enfoque que se le debe dar a su tratamiento tiene que ser personal. 

¿Tienes conductas o hábitos que favorecen el aumento de peso?

Algunos de estos comportamientos incluyen:


Comer demasiados alimentos y bebidas con azúcares añadidos y grasas sólidas.
Comer demasiadas harinas refinadas.
Comer grandes porciones.
Saltarse las comidas.
Comer muy seguido fuera de casa.                                                                                                                                                                   Estar todo el día picoteando alimentos con alto contenido calórico.
Beber con frecuencia refrescos o bebidas azucaradas, así como también café muy cargado de azúcar.
Consumir demasiadas cantidades de alcohol.
Comer por razones emocionales.
Comer delante del televisor o pendientes del celular.

Hacer cambios


La mejor manera de perder el peso es cambiar los hábitos que están causando los kilitos de más. Para obtener mejores resultados, elija un hábito a la vez para cambiar. Por ejemplo, trate de limitar los dulces y golosinas a una golosina de no más de 200 calorías al día, dejar los alimentos fritos o comer sólo una vez a la semana. Reemplazar esos viejos hábitos por nuevos buenos hábitos, como probar nuevas frutas y verduras o nuevas clases de ejercicios.

Ser constante


Nadie tiene control sobre todo, pero tenemos control sobre qué y cuánto comemos y cuánto prestamos atención. Los estudios demuestran que las personas que auto-monitorean sus comidas pierden más peso y lo mantienen. Los «perdedores» más exitosos tienden a pesarse aproximadamente una vez a la semana. No obsesionarse con la balanza, no te deprimas o enojes si no bajas o si incluso subes, es normal y está dentro de lo previsto, hay muchos factores que influyen en nuestro peso, hormonales, retención de líquido, si estamos correctamente hidratados, ciclo menstrual,  muchas veces la balanza puede hacer que tires por la borda todos tus esfuerzos, lo importante es que te centres en ir adquiriendo hábitos saludables paulatinamente, nuestro cuerpo es sabio y él solo va a ir despidiéndose de los kilos que sobran.


Si deseas alcanzar tus metas de pérdida de peso, no hay necesidad de sentirse privado o poner en riesgo tu salud. Presta atención y elige bien lo que comes e incorpora el ejercicio físico a tu rutina diaria.

Y recuerda que comer saludable, aplica para toda la familia, no es necesario que tengas que prepararte comida a parte del resto de los integrantes del núcleo familiar.

Deja un comentario