Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

¿Qué y cuánto debe comer un niño en edad preescolar?

Los niños pequeños necesitan la misma variedad de alimentos ricos en nutrientes que los niños mayores y los adultos, sólo que en cantidades más pequeñas. Como hoy en día las porciones se han vuelto más grandes, algunos padres y cuidadores han desarrollado una visión distorsionada de la cantidad de alimentos que los niños pequeños y preescolares necesitan. Alimentar a los niños se vuelve menos frustrante y menos complicado cuando los adultos saben lo que los niños necesitan para crecer bien y estar sanos.

Definición del tamaño de la porción de un niño pequeño

Un tamaño de porción adecuado para niños de 2 a 3 años de edad es aproximadamente la mitad de lo que un adulto se sirve. Así que una porción de pan para un niño de 2 a 3 años sería la mitad de una porción de adulto.

Los alimentos que necesitan los niños pequeños

La mayoría de los niños de 2 a 3 años necesitan consumir entre 1.000 y 1.200 calorías al día. A continuación, te muestro cómo distribuir esas calorías de manera saludable:

  • Grupo de granos: entre 85 y 110 gramos de granos por día, preferiblemente que la mitad sea de granos enteros. Por ejemplo, es una o dos rebanadas de pan más una taza de cereal listo para comer y ½ taza de arroz cocido o pasta.
  • Grupo de vegetales: de 1 a 1½ tazas de verduras crudas o cocidas al día. Al igual que los adultos, los niños pequeños necesitan variedad: puré de papa y zapallo, tortilla de brócoli, salsa de tomate en pastas, tartas, croquetas.
  • Grupo de frutas: 1 taza de fruta fresca, congelada o enlatada por día. Limite el jugo de 110 a 150 ml por día, poniendo énfasis en las frutas enteras más que en el jugo.
  • Grupo de lácteos: de 2 a 2½ tazas de leche por día. La leche entera se recomienda para niños menores de 2 años. Los niños mayores pueden tomar versiones ricas en calcio, leche descremada, yogurt y queso.
  • Grupo de Carnes y legumbres: de 60 a 85 gramos al día. Las opciones incluyen carnes magras, pollo sin piel, pescado, huevo, lentejas, garbanzos y porotos cocidos.

Qué hacer con las golosinas, bebidas azucaradas y postres

Que este tipo de “alimentos” no se encuentren de forma diaria en la alimentación del niño, dejarlos para los fines de semana, cumpleaños o salidas.