Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Cocinar una vez, comer saludable durante la semana

Después de un largo día de trabajo, disfrutar de una rica comida casera es lo máximo; Sin embargo, no todo el mundo tiene el tiempo y la energía para ponerse a cocinar todas las noches. La solución a este “problema” es preparar las comidas durante el fin de semana y recalentarlas durante la semana. La cuestión es: ¿hasta qué punto de antemano se pueden preparar las comidas sin que dejen de ser seguras para su consumo?

La mayoría de las sobras, como la carne ya cocida, el cerdo, los mariscos o el pollo, las sopas, las pizzas, los guisos y el estofado pueden guardarse con seguridad durante tres o cuatro días. Las ensaladas de papa o cualquier tipo de preparación con papas durarán entre tres y cinco días, las verduras cocidas duran de dos a tres días y las ensaladas frescas duran de uno a dos días para obtener su máximo sabor y frescura.

Compras el sábado. Cocina el domingo

Planificar y preparar un par de comidas el fin de semana nos brinda comidas rápidas o almuerzos en el trabajo durante la semana. Por ejemplo hornear pechugas de pollo o hacer un pastel de carne, papas al horno, tortillas de vegetales, pascualina, empanadas, arroz e incluso pasta se pueden hacer por adelantado. A la hora de la cena, lo que hacemos es agregar a nuestro plato una ensalada de esas que nos venden envasadas en el súper o preparadas por nosotros para obtener una comida completa.


Mantener la máxima calidad

Cuando hagas comidas de olla, no dejes que se enfríen en grandes recipientes a temperatura ambiente antes de ponerlos en la heladera. Cuando terminamos de hacer la preparación inmediatamente la colocamos en recipientes más pequeños, dejamos que enfríe por unos minutos y refrigeramos. Si almacenamos los alimentos en grandes recipientes, se tarda mucho más para que los alimentos se enfríen, durante ese tiempo, las bacterias pueden proliferar y hacer que los alimentos no sean seguros para su consumo.

Recalentar correctamente las sobras

En lugar de recalentar todo, te recomiendo que sólo recalientes lo que se va a comer esa noche. A la hora de recalentar los alimentos en el microondas o el horno, sería bueno utilizar un termómetro para asegurarnos de que la comida ha alcanzado una temperatura interna de 75°C.

Cocinar en grandes cantidades

Si comer la misma comida día tras día te aburre o preparaste más de lo que podes llegar a comer en tres a cuatro día, te recomiendo que porciones y  que luego lleves al congelador. Los alimentos congelados van a permanecer seguros durante mucho más tiempo. Los alimentos que no se congelan bien, son por ejemplo los huevos cocidos, pasta, salsas y alimentos fritos. Los alimentos que si se congelan bien son sopas, guisos, tucos, rellenos, panes y algunas verduras.

Si nos genera duda, mejor desechar.

Obviamente, no comas alimentos que estén verdes o que huelan desagradables. Pero ¿qué pasa si ha estado en la heladera durante una semana y aun se ve bien? La mayoría de las bacterias dañinas, que causan una enfermedad transmitida por los alimentos, no se pueden ver ni oler, por eso lo ideal es ser precavido y tirar todas las sobras después de tres a cuatro días.

Dejar la comida “resuelta” para varios días de la semana evita que caigamos en la tentación de pedirle al delivery o de terminar cenando hamburguesas o pizzas congeladas, además nos deja tiempo libre en la noche para poder relajarnos y descansar, ir al gimnasio, jugar con los niños, leer, estudiar, etc.

Destina 1 o 2 horas del domingo para resolver algunas de las comidas de la semana, si tenés niños, hazlos partícipe, que ellos también se sientan parte de lo que se está planificando para la semana, vas a ver que vale la pena. 😉