Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

¿Cuánta agua debemos beber para estar bien hidratados?

La clave para mantenerse hidratado es beber líquidos durante todo el día.

Todos sabemos que cuando aumenta la temperatura es importante tomar mucho líquido, pero mantenernos hidratados es una necesidad diaria, no importa cuánto marque el termómetro. Sin embargo, muchos de nosotros no estamos tomando suficiente agua para tener una correcta hidratación.

Cómo utiliza nuestro cuerpo el agua?

Nuestro cuerpo depende del agua para sobrevivir, cada célula, tejido y órgano necesita agua para funcionar correctamente.

Por ejemplo, el cuerpo utiliza agua para mantener su temperatura, transporta nutrientes, elimina los desechos, ayuda en la digestión, previene el estreñimiento, normaliza la presión arterial, amortigua las articulaciones.
Brindarle al cuerpo suficientes líquidos para llevar a cabo todas esas tareas significa mantenerse bien hidratado. Si no bebes suficiente agua, corres el riesgo de deshidratarte. Algunas de las señales de advertencia de deshidratación incluyen debilidad, presión arterial baja, boca seca, dolor de cabeza, mareos, confusión, orina de color oscuro. No esperes a observar los síntomas de deshidratación para hacer algo.

Entonces…¿cuánta agua debemos beber?

Las necesidades de agua varían.

La regla diaria de seis a ocho vasos es para gente generalmente sana. Sin embargo, diferentes personas necesitan distintas cantidades de agua para estar correctamente hidratadas. Para algunas personas, menos de 8 vasos puede ser suficiente y otras pueden necesitar más de 8 vasos al día.

Si querés saber si estás tomando suficiente agua, presta atención a tu orina. Si tu orina generalmente no tiene color o es ligeramente amarilla, es probable que estés bien hidratado. La orina de color amarillo oscuro o ámbar es un signo de deshidratación.

Incluso las necesidades de agua de una persona sana pueden variar, especialmente si estás perdiendo agua por el sudor porque estás haciendo ejercicio, o porque estás afuera en un día caluroso.

Es muy probable que debas aumentar la cantidad de agua que estás bebiendo si:

  • tienes infección en las vías urinarias
  • estás embarazada o en período de lactancia
  • estás afuera con altas temperaturas
  • vas a practicar ejercicio o algún deporte
  • tienes fiebre
  • has estado vomitando o con diarrea
  • si buscas perder peso

La ingesta de agua debe ser individualizada y se debe consultar al médico para asegurarse de estar consumiendo las cantidades correctas.

Además del agua, ¿qué más puedo consumir para hidratarme?

El agua siempre es la mejor opción. Otras bebidas y alimentos pueden ayudarte a que sigas hidratado, pero algunos proporcionan calorías extra debido a la adición de azúcares y  pueden llevar al aumento de peso y a la inflamación, lo que hace que aumente tu riesgo de desarrollar enfermedades tales como la diabetes. Demasiada cafeína puede generar nerviosismo o evitar que duermas. La ingesta de alcohol debe limitarse a una medida por día para las mujeres, y 1-2 medidas por día para los hombres.

También el agua se puede encontrar en frutas y vegetales, en ensaladas, compotas de frutas, caldos.

Consejos para mantenerse hidratado

  • Si no te gusta el sabor del agua sola, intenta agregarle rebanadas de limón, lima, naranja o pepino.
  • Asegúrate de tomar agua antes, durante y después de hacer ejercicio.
  • Bebe líquidos gradualmente durante todo el día.
  • Cuando sientas hambre, bebe agua. Muchas veces la sed se confunde con hambre. El hambre real no se calmará tomando agua. Si estás buscando bajar de peso, tomar agua es una buena opción ya que también te ayuda a mantener saciado.
  • Si tenés problemas para acordarte de tomar agua, mantén una botella de agua a la vista o hazlo a determinados horarios. Por ejemplo, toma agua al levantarte; en el desayuno, almuerzo y cena; y cuando te vayas a dormir. O ponte una alarma en el celular que te lo recuerde!
  • Presta atención a las señales de sed.

Recuerda que en invierno también es necesario tomar agua.