Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Hipertensión, un enemigo silencioso

La presión arterial alta, la llamada hipertensión, puede causar daño a vasos sanguíneos y órganos internos incluyendo el corazón. Es uno de los principales factores de riesgo de muerte en el mundo y afecta al 30% de la población adulta tanto a hombres como a mujeres.
Se define como hipertensión valores por encima o iguales a 140/90 mmHg, cifras por encima de estos valores aumentan el riesgo de infarto de miocardio, accidentes cerebrovascular e insuficiencia renal. Se la ha denominado una amenaza silenciosa porque la condición en sí no tiene síntomas.

Que podemos hacer??

Lo primero es visitar al médico para chequeos de rutina. A pesar de que la presión arterial alta rara vez presenta síntomas, la fuerza anormal de la sangre a través de las arterias, con el tiempo, puede causar daño a los órganos internos, incluyendo el corazón, los vasos sanguíneos y los riñones. Por lo tanto, la hipertensión aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y otros problemas de salud graves.
Conozca su presión arterial y manténgala controlada. Los exámenes físicos regulares determinarán si su presión arterial está dentro de los límites saludables. Si es necesario, su médico discutirá las opciones de tratamiento y la atención médica de apoyo. Mientras tanto, un nutricionista puede proporcionarle estrategias dietéticas para ayudar a bajar la presión arterial.

Quienes somos importa

La edad y la etnia pueden ser factores determinantes. La presión arterial alta tiende a aumentar con la edad, generalmente afectando a adultos mayores de 50 años. Sin embargo, las personas con diabetes y las personas con sobrepeso también tienen un mayor riesgo de desarrollar hipertensión. Aunque la edad y la etnicidad son factores que contribuyen, cualquier persona puede estar en riesgo.


Comer para reducir nuestro riesgo de hipertensión

Las personas en riesgo de hipertensión arterial pueden ser aconsejadas para llevar a cabo una alimentación que reduzca el riesgo o quienes ya la presentan, para normalizar las cifras de PA. La dieta DASH es rica en frutas y verduras y baja en grasa y sodio. Los estudios demuestran que la dieta DASH puede disminuir la presión arterial. Mientras que la dieta benefició a los participantes de todas las edades, las mayores mejoras fueron en los individuos de mediana edad, por lo general una edad en la que las tasas de enfermedades cardiovasculares aumentan.
Dado que la mayoría de nosotros estamos consumiendo demasiado sodio en los alimentos que consumimos (según encuestas realizadas la mayoría de los uruguayos consume casi el doble del sodio recomendado por día), es importante aprender maneras de reducirlo. Es importante mantenerse al día con los exámenes físicos regulares, especialmente si presentas sobrepeso o diabetes, porque estos factores pueden aumentar el riesgo de hipertensión arterial. Simplemente reducir la ingesta de sodio puede tener un impacto significativo en la presión arterial y, por tanto, mejorar la salud en general.

Recuerden que el desarrollo de hipertensión se puede prevenir reduciendo el consumo de sal,  manteniendo una dieta saludable y un peso corporal adecuado, evitando el consumo nocivo de alcohol y tabaco  y manteniendo un estilo de vida físicamente activo.