Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Errores comunes que ponen en riesgo nuestra salud

Procurar la inocuidad de los alimentos es mucho más que tirar los alimentos vencidos o lavar las frutas y las verduras. Si bien estas acciones son muy importantes, hay varios errores más comunes de higiene e inocuidad que pueden dar lugar a mayores complicaciones.

Mejor ser precavido a enfermarse debido a una intoxicación alimentaria.

Para eso evite estos errores comunes:

Probar los alimentos para comprobar si todavía están aptos para consumir

Nunca pruebes comida para comprobar si se ha echado a perder. No se puede saborear, ver o incluso oler todas las bacterias que causan intoxicación alimentaria, y sólo con probar un poco de alimentos contaminados esto puede causarte una enfermedad grave. Ante la duda, desecha.

Poner alimentos cocinados o listos para comer en un plato con carne cruda

Nunca permitas que la carne cruda, cualquiera sea su tipo (vacuna, cerdo, pollo, pescado), toque carne cocida o alimentos listos para comer, ya que esto puede causar contaminación cruzada. Los patógenos transmitidos por los alimentos de la carne cruda pueden propagarse fácilmente a los alimentos listos para consumir y causar intoxicación alimentaria. Siempre utiliza platos separados, tablas de cortar y utensilios para mantener las carnes crudas separados de los alimentos listos para comer.


Descongelación de alimentos fuera de la heladera

Nunca descongeles alimentos fuera de la heladera. Los patógenos nocivos transmitidos por los alimentos se multiplican rápidamente cuando los alimentos se encuentran en la zona de peligro que es entre 4°C y 60°C. En vez de eso, descongela los alimentos en la heladera, en agua fría o en el microondas.

Lavar la carne cruda

Nunca laves la carne cruda porque esto puede provocar que queden bacterias en piletas, mesadas y otras superficies de la cocina. Sólo lavar las frutas y verduras crudas.

Dejar que los alimentos se enfríen antes de ponerlos en la heladera

No dejes alimentos fuera del refrigerador por más de dos horas o una hora si la temperatura del ambiente es de más de 32°C. Las bacterias que causan enfermedades pueden crecer rápidamente cuando los alimentos perecederos se dejan en la zona de peligro (4°C y 60°C).

Comer masa cruda (de alimentos que contienen huevos crudos y harina)

Nunca comas huevos crudos porque pueden contener Salmonella u otras bacterias dañinas. Te recomiendo que cocines bien los huevos y evita los alimentos que los contengan crudos o poco cocidos. Incluso la masa cruda sin huevos no se debe consumir, ya la harina cruda puede contener E. coli y hacer te enfermes.

Comer carnes cuando aún no están completamente cocidas

Los alimentos cocinados son seguros sólo después de haber alcanzado una temperatura interna suficientemente alta para matar las bacterias dañinas. Para evitar comer alimentos que aún estén crudos, debes usar un termómetro para alimentos, ésta es la única manera de determinar si los alimentos están realmente cocidos o no.

No lavarse las manos

Las bacterias que causan enfermedades pueden sobrevivir en muchos lugares, incluso en las manos. Siempre lávate las manos durante al menos 20 segundos con jabón y agua corriente tibia antes y después de manipular los alimentos.

Esponjas y repasadores sucios

Irónicamente, las esponjas y los repasadores muchas veces son de los objetos más sucios en la cocina. Las esponjas y los repasadores pueden contener patógenos nocivos transmitidos por los alimentos y causar un grave riesgo para la salud. Desinfectar las esponjas por lo menos cada dos días y reemplazarlas cada semana o dos para una mejor protección contra los gérmenes.