Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Cómo debemos alimentarnos para llegar con energía al final del día?

En la actualidad muchos solemos sentirnos estresados, demasiado ocupados,  faltos de actividad física y sumado a todo esto, muchas veces tenemos malos hábitos alimenticios, todos estos factores contribuyen a que tengamos bajos niveles de energía. Una manera de solucionar nuestro déficit energético es comer mejor. Las combinaciones adecuadas de alimentos pueden darte un impulso de energía para llegar al final del día.

Sigue estas cinco estrategias para maximizar tu energía.

Comer a menudo

Comer cada tres o cuatro horas nos ayuda a alimentar nuestro metabolismo saludablemente, mantener la masa muscular y evitar el hambre entre horas que puede llevar a comidas imprudentes. Si sólo estás comiendo una o dos veces al día, esto es algo que debes ajustar. A medida que aprendas a comer más a menudo durante el día, te vas a dar cuenta que te sentirás mejor y estarás más concentrado porque le vas a estar brindando a tu cuerpo y a tu cerebro el combustible necesario.

Prestar atención a las señales de hambre y de saciedad

Comer lo suficiente, pero no demasiado, ayuda a disminuir los antojos y reduce las posibilidades de comer en exceso. Ten en cuenta que las porciones a menudo son demasiado grandes. Si lo que comes te lleva de cinco a seis horas sin que te de hambre, es probable que estés comiendo demasiado. En una escala de 0 a 10 (donde 0 es hambriento y 10 está dolorosamente lleno), trate de comer a un nivel de 5 o 6, donde estés cómodamente lleno.


Equilibrar tu plato

Una comida balanceada incluye granos enteros, proteína magra, frutas y verduras ricas en fibra, productos lácteos descremados o semidescremados y una pequeña cantidad de grasas saludables. Equilibre su plato con todos los grupos de alimentos para obtener energía sostenida durante todo el día.

Las colaciones son un puente

No te las saltees. Las colaciones deben tener carbohidratos, proteínas y fibra para proporcionar energía duradera. Por ejemplo una manzana y un puñado de nueces, una fruta y un trozo de queso magro, yogur con frutas. Ten en cuenta que las colaciones no están destinadas a llenar, sino que son un puente de una comida a la otra.


Eliminar los “boom” energéticos

Elimina el refresco, el café azucarado y las bebidas energéticas. Estos alimentos pueden dejarte súper activo durante una hora, pero probablemente te cause un colapso energético, luego de pasado su efecto seguramente te sientas completamente sin energía. En su lugar, es recomendable saciar la sed con agua,  aguas saborizadas naturalmente o bajas en calorías, leche descremada o té sin azucarar.