Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Por qué son tan importantes los Prebióticos y Probióticos?

Seguramente más de una vez hayas escuchado hablar sobre prebióticos y probióticos, pero ¿sabes lo que son? Investigaciones en nutrición han señalado componentes funcionales específicos de los alimentos que pueden mejorar la salud, y los prebióticos y probióticos son dos de esas sustancias, que actúan modificando la microbiota intestinal.

A pesar de que están disponibles como suplementos dietéticos, no es necesario el uso de píldoras especiales para incorporarlos en nuestra dieta. Estas sustancias son ingredientes naturales en la comida diaria.

Se denomina microbiota al conjunto de microorganismos que residen en nuestro intestino y que establecen relaciones simbióticas entre ellos y con el huésped. Existe gran variabilidad interpersonal en la composición de la microbiota, esta se configura según factores genéticos, ambientales y epigenéticos. La flora intestinal es responsable de algo más que la digestión, es muy importante para la salud y el bienestar, algunas de sus funciones son actuar como barrera intestinal y proteger contra ciertos agentes patógenos, es un importante regulador del sistema inmune entre muchas otras funciones.

La calidad de nuestra dieta, su contenido calórico, los medicamentos, los pre y probióticos pueden modificar la microbiota.

¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos son componentes no digeribles que se encuentran naturalmente en los alimentos y que están relacionados con la promoción del crecimiento de bacterias “buenas” en el intestino. Así es, no todas las bacterias son malas! Los prebióticos pueden mejorar la salud gastrointestinal, mejorar el tránsito intestinal, así como mejorar la absorción de nutrientes.

Prebióticos en la dieta

Los prebióticos incluyen fructooligosacáridos, tales como inulina y galactooligosacáridos….que palabras largas y difíciles no? Jaja. No te centres en ellas, para incluir más prebióticos en tu alimentación diaria aumenta el consumo de estos alimentos: bananas, cebollas, ajo, puerros, espárragos, soja y alimentos de trigo integral.


¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos, beneficiosos para el huésped, que interactúan con las células gastrointestinales y el sistema inmunológico, son las bacterias “buenas”, modulan la respuesta inmune e inflamatoria frente a patógenos, en situaciones agudas o crónicas donde existe una desregulación inmunopatológica, tales como colon irritable y el cáncer de colon.

Estos microorganismos ayudan a cambiar o repoblar las bacterias intestinales para equilibrar la flora intestinal.

Algunas cepas pueden ayudar a prevenir síntomas específicos de alergia, reducir los síntomas de intolerancia a la lactosa y más. Sin embargo, los efectos pueden variar de persona a persona.

Probióticos en la dieta

Para obtener más probióticos, lo que se recomienda es el consumo de productos lácteos fermentados, incluyendo yogur y quesos, que contengan estos microorganismos (por ejemplo, bifidobacterias y lactobacilos). Además, se sugieren algunos alimentos fermentados, como el chucrut, tempeh y yogures cultivados no lácteos.

Resumiendo…

Los prebióticos, o «promotores de bacterias buenas», y probióticos, o «bacterias buenas», trabajan juntos sinérgicamente. Los productos que los combinan se llaman simbióticos. Por ejemplo, yogur con banana, o preparaciones con cebolla y chucrut.

Los prebióticos y los probióticos son claves para una buena salud intestinal.

Deja una respuesta