Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Estrategias para evitar la ansiedad y el picoteo

No te saltees las comidas

Saltarse las comidas puede parecer una buena estrategia para ahorrar calorías, sin embargo esto lo único que hace es darte más hambre y ansiedad, lo cual lleva al picoteo constante o a comer grandes cantidades de alimentos los cuales por lo general no son nada saludables. Por eso te recomiendo que desayunes, almuerces, meriendes y cenes, y de ser necesario realiza 1 o 2 colaciones, de esta manera distribuimos mejor la energía durante el día y evitamos esos picos que te llevan a querer algo dulce ya.


Mantener la tentación fuera de casa

Si no tenés con que tentarte, seguramente no te tientes jaja. Después de todo, no se puede comer lo que no está allí. O, si alguien en tu casa es de tener snacks o golosinas, ponlos fuera de la vista, muchas veces comemos sólo por el simple hecho de que lo tenemos enfrente.

Prestar atención

Seguramente más de una vez te hayas sentado a ver una película o un capítulo de tu serie con un paquete de papas fritas, golosinas o un helado, y cuando querés acordar ya no queda nada, ni una miga, te comiste todo sin darte cuenta. Este tipo de conductas de comer sin sentido puede acarrear un montón de calorías indeseadas. La solución es simple. Trata de no comer mientras estás en tu pc, mientras ves la televisión o trabajas en tu escritorio. En vez de eso, cuando vayas a comer, deja por unos minutos lo que estás haciendo y préstale atención a tu comida. Saborear un cuadradito de chocolate puede ser más satisfactorio que devorar una barra de chocolate entera sin darse cuenta.

Más vale prevenir…

Pensar con anticipación y llevar con nosotros una bolsita o un tupper con posibles colaciones saludables en nuestro bolso o en la guantera del auto. Si tenés una colación saludable a mano, preferiblemente, algo que te guste, evitarás esa desesperación por alfajores, galletas dulces, chocolates, etc.

Antes de comer…

…pregúntate: «¿Realmente tengo hambre?» Muchas veces confundimos las emociones, como el estrés y el cansancio, con hambre. Si la respuesta es sí, asegúrate de no confundir hambre con sed. Toma un vaso de agua, espera de 10 a 15 minutos. Si aún tenés hambre, toma un tentempié saludable.

Tener control sobre las emociones

Si querés comer pero no tenés hambre, pregúntate cómo te sientes, ¿Solo, Aburrido?, Estresado? Y ahí es cuando viene la pregunta más importante… eso que tanto querés comer va a solucionar ese problema? La respuesta obviamente es no. Comer un alfajor, por ejemplo, no solucionará un problema en el trabajo que te preocupa. Te recomiendo que salgas a dar una vuelta por el barrio, que vayas a hacer ejercicio, ponte a escuchar música, o elige alguna actividad que te distraiga y haga que puedas mejorar tu estado de ánimo. Luego de eso, si todavía quieres ese alfajor, bien. Pregúntate a ti mismo qué alimento realmente quieres. Luego come sólo una pequeña cantidad, disfrútalo y sigue con la actividad que estabas.

Deja una respuesta