Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Comer en familia promueve estilos de vida saludables

Reunirse en la mesa para comer en familia tiene todo tipo de beneficios. Las comidas familiares permiten a los padres ser modelos, creando un ambiente de apoyo el cual promueve una alimentación saludable. Las comidas en familia no sólo significan una mejor nutrición, los niños de familias que regularmente comen juntos también son más propensos a tener una mayor ingesta de frutas y verduras y son menos propensos a ser obesos.

Aquí van algunos consejos fáciles para hacer que las comidas familiares se den más frecuentes en su hogar:

Que sea simple

No es necesario pasar horas en la cocina, se selectivo y elige recetas fáciles y rápidas, que no te lleven más de media hora. Lo ideal es adelantarse y planificar, dejar cosas resueltas de antemano, y así evitar perder tiempo en la cocina el cual podrías estar disfrutando en familia.

Elige ingredientes que rindan

Alimentos o ingredientes que puedas utilizar para más de una comida, esto puede ser un gran ahorro de tiempo. Por ejemplo, en lugar de hacer sólo tres pechugas de pollo, haz seis. De esta manera, puedes utilizar lo que sobra en otros platos como ensalada de pollo, wraps o salpicón. O si vas a preparar una tarta de verduras, prepara más relleno del que necesites, así puedes congelar y después tener listo para otra torta o para una tortilla.

Decile «no» a la comida de delivery

Una ida rápida a la rotisería o a la pizzería podría parecer una manera fácil y rápida de llevar la cena a la mesa, pero podrías estar agregándole unos kilitos de más a tu familia. Una comida sencilla hecha en casa es más probable que contenga los nutrientes que tu familia necesita sin todo el sodio adicional y grasa de mala calidad que proporciona la comida chatarra.

Haz que sea un hábito

Asegúrate de que cada miembro de la familia sepa que deben estar en casa para almorzar o cenar en un momento determinado.

Que todos se involucren

Pedir a los niños que pongan la mesa, que sirvan las bebidas, que corten las verduras o ayuden a hacer una ensalada no sólo hace que tu trabajo sea más fácil, también les enseña que tomar el tiempo y el esfuerzo de comer juntos como una familia es importante.

Es entendible que en la actualidad sea muy difícil que la familia se reúna todos los días de la semana para almorzar y cenar, pero es importante crear el hábito como familia de juntarse para compartir un almuerzo o cena al menos una vez a la semana.

Deja una respuesta