Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Alternativas para niños que no quieren o no pueden tomar leche

Muchos padres se sienten frustrados cuando su hijo no puede o no quiere tomar leche. Tanto la leche como los productos lácteos son una de las principales fuentes de calcio y un mineral crítico que los niños necesitan para formar huesos fuertes, ayudar a los músculos a contraerse y transmitir los impulsos nerviosos.

La leche también es una buena fuente de proteína, además, proporciona otros nutrientes esenciales, como vitamina D y potasio, que muy frecuentemente escasean en la alimentación de los niños.
En el caso de que los niños rechacen la leche o presenten una alergia o intolerancia que les impida su consumo, estos nutrientes pueden obtenerse a través de otros alimentos y bebidas.

«No quiero tomar eso!»

A pesar de que la leche fue una vez la bebida preferida por la mayoría de los niños, en la actualidad, debido a las cantidades de refrescos y bebidas azucaradas que consumen a la leche se la viene dejando de lado.

Si no quieren leche….entonces… la podemos disfrazar! Intenta mezclarla con avena, granola, chocolate caliente, licuados caseros con frutas, yogur con frutas, postres lácteos caseros preparados con leche descremada; crema, arroz con leche, flan.
Asegúrate de elegir opciones descremadas o semidescremadas, estas opciones brindan el mismo aporte de nutrientes solo que con menos cantidad de grasa total y saturada y son una opción más saludable y con menor contenido calórico.  Otro equivalente lácteo puede ser:  un sándwich de queso magro.

Cuando consumir leche a diario no es una opción

Los estilos de vida veganos y las alergias alimentarias son razones comunes por las que algunos niños no consumen productos lácteos. De todos modos, aún es posible satisfacer las necesidades de calcio y vitamina D todos los días. Puedes probar con bebidas fortificadas como la soja, las de almendras o la leche de coco. Ten en cuenta que no todas las marcas y estilos alternativos no lácteos se producen de la misma manera. Además las múltiples alergias alimentarias pueden dificultar la elección de una alternativa láctea. Es por esto que los padres deben leer y comparar las etiquetas de información nutricional y seleccionar las bebidas que proporcionan calcio, proteínas y vitamina D.

Ser creativo y buscar otras opciones

Además de una buena variedad de sustitutos lácteos disponibles, hay una gran variedad de alimentos entre los que se puede optar para brindar los mismos nutrientes sin el consumo de productos lácteos:
• Jugos de naranja enriquecidos con calcio y vitamina D.
• Cereales fortificados con calcio y con bajo aporte de azúcar, es muy importante leer y prestarle atención a las etiquetas de información nutricional.
• Sándwich de atún durante el almuerzo.
• Incluir verduras de hojas verdes oscuras como espinaca, acelga, brócoli, kale a diario.
• Incorporar frutos secos y semillas en la alimentación diaria (nueces, almendras, semillas de sésamo).

Deja un comentario