Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Comer bien mientras viajamos

Los aeropuertos, las carreteras y las habitaciones de hotel muchas veces nos incitan a comer chatarra. Las góndolas llenas de dulces y snacks de las estaciones de servicio, el mini bar de la habitación del hotel cargado de bebidas y chocolate, nos inclinan a optar por estos productos poco saludables. Si bien no es tan notable, también hay opciones nutritivas disponibles. Muchas veces es necesario que los alimentos saludables los llevemos nosotros, pero otras solo se necesita saber dónde buscar.

No importa a dónde viajes, se puede seguir comiendo saludablemente, aquí van algunos consejos.

Antes de salir, empaca alimentos para consumir como colación

  • Mix de frutos secos
  • Granola
  • Fruta entera o seca
  • Pasas de uva, orejones de ciruela
  • Verduras desecadas
  • Nueces
  • Galletas integrales
  • Barras de cereal

Mientras estamos en la calle…

  • Trocitos de queso magro
  • Sándwich de pan integral con carne magra, verduras y mostaza
  • Lácteos descremados
  • Ensalada con proteína magra
  • Copas de fruta
  • Agua o bebidas sin agregado de azúcar

Viajes largos por la carretera…

En estos casos las opciones son un poco limitadas, largos tramos entre ciudades y con pocas o casi ninguna variedad saludable. Pero con organización y planificación todo es posible.

Anticiparnos y llevar verduras pre lavadas / pre cortadas, hummus, yogur, sándwiches de pan integral, ensaladas y fruta con cáscaras como naranjas y bananas.

Si paramos en un restaurante lo mejor es enfocarse en los alimentos a la parrilla, al vapor, a la plancha o al horno en lugar de fritos o salteados. Considere las ensaladas con proteína magra y un aderezo a base de vinagreta, sopas a base de caldo. Si tenés ganas de comer chatarra, simplemente ten en cuenta las cantidades que te sirves: por ejemplo si te pedís una hamburguesa que sea una simple y no de esas que vienen dobles o triples! Pedirla sin salsa extra y sin papas fritas y tomar agua en lugar de refresco.

  • Buffet libre o espeto corrido. Antes de agarrar un plato, da una vuelta alrededor del buffet y decide qué alimentos vas a elegir. Trata de hacer que la mitad de tu plato sean frutas y verduras, un cuarto de proteína magra y un cuarto de cereales integrales.

Consejos para cuando estamos en hotel

  • Si la habitación cuenta con un mini refrigerador, utilízalo! has las compras en el mercado local. De esa forma, puedes desayunar en tu habitación y tener alimentos saludables a mano, como galletas, panes integrales, fruta, quesos y yogur.
  • Muchos hoteles ofrecen un desayuno continental como parte de su estadía. Disfruta de esta opción de comida gratuita eligiendo cereales integrales con leche descremada o baja en grasa, fruta o yogur.

Cuando hay muchas opciones para elegir debemos pensar “que quiero hoy”, sabiendo que lo que no elegiste hoy lo podes elegir mañana, eligiendo diferentes opciones cada día, la comida no va a desaparecer, no es el último desayuno.

Tomar decisiones seguras

Una pregunta común que hacen los viajeros cuando están en el extranjero: «¿Es seguro consumir agua?» depende mucho del país o el lugar que estemos visitando, pero muchas veces se recomienda evitar el agua de la canilla o grifo, incluso al cepillarse los dientes. Consumir bebidas seguras, como agua hervida o embotellada, y agua tratada adecuadamente. Las bebidas carbonatadas son una solución segura, ya que puedes estar seguro de que se ha sellado correctamente si se inflama cuando se abre.

En lugares en donde no cuentan con agua potable, evitar los productos crudos, incluidas las ensaladas. Esto reducirá la posibilidad de entrar en contacto con frutas y verduras que pueden estar contaminadas. Se considera seguros los productos bien cocinados, las frutas con cáscara gruesa e intacta (como cítricos y bananas), la carne y el pescado bien cocido, y los lácteos empaquetados mientras no hayan perdido la cadena de frio.

Deja una respuesta