Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Qué debemos tener en cuenta cuando compramos alimentos en la feria barrial?

Comprando en ferias barriales encontramos frutas y verduras más frescas, mientras apoyamos a pequeños comerciantes, negocios familiares, muchos de los cuales son ellos mismos quienes cultivan o crían animales para luego vender sus productos allí.

Muchas veces en la feria encontramos productos que seguramente no encontremos en el supermercado, como por ejemplo algunas frutas y verduras, quesos artesanales, alimentos en conservas, salsas o pastas caseras, huevos de distintas aves, etc.

A la hora de decidir realizar las compras en la feria, es muy importante  tener en cuenta la seguridad de los alimentos y las condiciones de higiene.

Por lo general los vendedores suelen tener su mercadería al aire libre donde sus productos están expuestos a contaminantes tales como suciedad, insectos y polución. Además de que estos lugares pocas veces tienen acceso a agua para el lavado de manos y de productos, ni de electricidad para mantenerlos refrigerados. No estoy diciendo que debamos dejar de realizar las compras allí, solo que debemos tenerlo en cuenta a la hora de comprar.
Debemos prestar atención a las prácticas de seguridad de los alimentos de los vendedores mientras compramos. Compruebe la limpieza general del stand, incluyendo guantes y utensilios limpios para manipulación de alimentos, tachos de basura tapados, refrigeradores para alimentos perecederos y bolsas limpias.

A continuación les dejo algunas pautas para reducir el riesgo de contraer una intoxicación alimentaria.

Bolsas reutilizables

La bolsita “chismosa”  o esas bolsas resistentes que nos venden en el supermercado para no utilizar a diario las de nylon, son una opción popular y amigable con el medio ambiente para transportar los alimentos, pero asegúrate de usar envases separados para carne cruda y alimentos listos para consumir, como productos frescos y panes.

Lávalas a menudo, con agua caliente y jabón. Son muy pocas las personas que regularmente lavan sus bolsas, las cuales pueden ser una zona de cría de bacterias dañinas que pueden contaminar fácilmente los alimentos. Guardarlas en un lugar limpio y seco.

Frutas y vegetales

Los patógenos nocivos transmitidos por los alimentos como E. Coli, Salmonella, Listeria pueden contaminar frutas y verduras del suelo o del agua o durante la cosecha. Por suerte, hay maneras de reducir el riesgo:

  • Realizar las compras temprano en la mañana para conseguir las de mejor calidad.
  • Lavar bien las frutas y verduras bajo chorro de agua corriente antes de comer, cortar o cocinar. Secarlas con un paño limpio o una toalla de papel para eliminar las bacterias.
  • Lavar todo incluso si planea pelarlos antes de comer. Algunas bacterias presentes en el exterior de los alimentos se pueden transferir al interior cuando se cortan o pelar.
  • Refrigerar frutas y verduras cortadas o peladas dentro de las dos horas.
  • Evitar los productos con moho, moretones o cortes, ya que estos son lugares para que las bacterias se oculten y se diseminen rápidamente a otros lugares de la fruta.

Leche y quesos

  • Comprar sólo productos lácteos pasteurizados.
  • Las mujeres embarazadas, los adultos mayores, los niños pequeños y las personas con sistemas inmunológicos debilitados corren mayor riesgo de contraer la enfermedad causada por Listeria. Los quesos blandos hechos con leche no pasteurizada son una fuente común de Listeria. Si compra queso blando o queso fresco, compruebe la etiqueta para asegurarse de que está hecha de leche pasteurizada o tratada.

Huevos

  • Los huevos deben enfriarse adecuadamente a 6°C.
  • Asegúrese de que los huevos estén limpios y que las cáscaras no estén agrietadas.

Carne

  • La carne debe mantenerse en refrigeradores cerrados con cantidades adecuadas de hielo.
  • Los productos perecederos deben refrigerarse dentro de las dos horas (una hora si la temperatura está por encima de 32°C), por eso es recomendable llevar una bolsa aislada para mantener la carne fresca de camino a casa.
  • Separar la carne de otros alimentos listos para el consumo, de modo que los jugos de la carne cruda, los cuales pueden contener bacterias dañinas, no entren en contacto con otros alimentos.

Otros productos

Muchos de los puestos de feria venden alimentos preparados. Siempre ten en cuenta que los alimentos que deben ser servidos en caliente deben mantenerse calientes, y los alimentos fríos deben mantenerse fríos (menos de 4°C). Si compras artículos perecederos, no deben permanecer sin refrigerar por más de dos horas, y sólo una hora si la temperatura es mayor a 32°C.